Un allanamiento en Viale echó luz sobre un millonario robo en Santiago del Estero y hubo un detenido en Crespo.En aquella provincia se habla del “golpe más grande de la historia” a un productor. La investigación avanzó en suelo entrerriano e importantes secuestros logrados por la policía este miércoles, comprometerían a quien la justicia restringió preventivamente de su libertad, aunque permanece internado.

El botín se centra en más de 30 camiones, en los que se transportaron unas 900 toneladas de soja, estimando los pesquisas santiagueños un ardid que ronda los 22 millones de pesos. El hecho ocurrió a fines de noviembre de 2020 en la localidad de Quimilí.

Acaudalado ardid

Una familia de productores santafesinos, que alquila un campo en Quimilí, fueron víctima de un robo con una modalidad pocas veces vista: los delincuentes rompieron el candado de la tranquera y desde el atardecer hasta la madrugada siguiente, cargaron más de una treintena de camiones y se llevaron unas 900 toneladas de soja, que estaban almacenadas en silobolsas. Hubo testigos, no sólo por la franja horaria en que se produjo, sino porque los malvivientes preguntaron por la zona cómo llegar hasta el establecimiento que sería el blanco.

La policía de Santiago del Estero se movió con velocidad y pudieron dar con algunos camiones, que estaban en estaciones de servicio pertenecientes a un vecino lindero al campo.

Los delincuentes no sacaron las cartas de porte necesarias para trasladar el cereal y cuando iban destino al puerto de Rosario, terminaron de ser atrapados. Se recuperó gran parte de la soja sustraída.

Allanamiento en Entre Ríos

Producto de tareas investigativas y de la colaboración que la Policía de Entre Ríos, se reunieron indicios y se elaboraron informes tendientes a reunir los elementos que estarían vinculados a la causa, en la que se presume responsabilidad delictual de al menos un entrerriano.

El trabajo policial avaló un procedimiento que se autorizó en el Legajo penal por el supuesto delito de “Hurto Agravado” que tramita en aquella provincia y que recientemente fue exhortado por el Juzgado de Garantía Nº 5 de Paraná, a cargo de Paola Firpo, quien encomendó a la División especializada de Carlos Schmunk, su efectivo cumplimiento.

Así, en horas de la siesta de este miércoles, una comisión policial de la División Robos y Hurtos de Entre Ríos, junto a efectivos de la policía de Santiago del Estero, desembarcaron en la vivienda de un transportista de Viale, para lo cual el jefe de la dependencia de esa ciudad, Lisandro Reyes, coordinó la colaboración funcional.

Los uniformados notificaron a un morador y tras una exhaustiva búsqueda en el inmueble -de calle 25 de Mayo-, secuestraron: una computadora con diversos accesorios informáticos de almacenamiento de datos y documentación vinculada a viajes, pagos y transporte de cereales con destino o procedencia Quimilí.

Los secuestros fueron remitidos en custodia de la policía de Santiago del Estero, a la justicia de origen, donde los efectos podrán ser sometidos a pericias y se continuará la instrucción penal en la cual se encuentra supeditado el vialense.

QUE SE DIJO  EN LOS MEDIOS  EN EL MES DE NOVIEMBRE (news.agrofy.com.ar)

A un productor le robaron 35 camiones de soja valuados en más de 20 millones de pesos

El hecho ocurrió en Santiago del Estero, en la localidad de Quimilí. La policía entró en acción y gran parte del cargamento fue secuestrado.

Un productor santafesino se llevó una importante sorpresa cuando se percató que el campo que alquila en Santiago del Estero había sido violentado. El denunciante Héctor Faint destacó que se llevaron  900 toneladas de soja el viernes pasado.

El hecho ocurrió en la localidad de Quimilí y finalizó con la detención de 35 camiones. Según informaron quienes llevan adelante el caso se estima un valor de 22 millones de pesos.

“Me robaron más de 35 camiones, en un campo de 5000 hectáreas que alquilamos en Quimilí. Fue el golpe más grande de la historia. Estas situaciones te dan ganas de tirar la toalla y dejar de producir”, explicó Héctor Faint a LT10 de Santa Fe.

El propietario del campo explicó que los delincuentes ingresaron con un tractor y una cargadora de cereales a las 18. Según destacó Faint, las personas involucradas trabajaron hasta las 5 de la madrugada.

“Lindero al campo que alquilamos, hay un ingeniero que tiene estaciones de servicio. Evidentemente, venían desde hace tiempo armando la logística para dar este tremendo golpe”, sostuvo el productor damnificado. Por otra parte, dio aviso a la policía que entró en acción y dio con los camiones que ya estaban en la ruta con destino a los puertos.

“Fue impresionante el operativo de la policía. Por suerte, estos delincuentes no pudieron sacar las cartas de porte necesaria para trasladar el cereal. Lo que no sabemos aún es a quién se lo querían vender”, concluyó.

Se espera que los granos secuestrados sean devueltos al campo de Faint en las próximos horas, cuando se cumplimente el procedimiento correspondiente.