Pero no se quedó ahí nomás, también pidió nuestra renuncia porque no lo representamos y no estamos haciendo oposición. A su vez también y de manera muy contradictoria llama a la unidad de los y las peronistas de Viale. Es curioso leer al ex Intendente hablar de unidad, un tipo que sin dudas ha sido el responsable directo de que el peronismo haya perdido las elecciones en 2015 y 2019. Primeramente, porque después de su gobierno el justicialismo no volvió a ganar elecciones locales, tan grande es el daño que hizo, que la gente que simpatizaba, los militantes y ciudadanía en general dijeran “BASTA”.
También pide que se realice congreso partidario y reforma de la carta orgánica del Partido Justicialista para que las minorías tengan más representación. Ahora parece preocupado por la participación de todos, ahora le preocupan las minorías, ahora que él y todos los que durante años manejaron el peronismo vialense quedaron reducidos a una ínfima minoría representativa porque la sociedad y el electorado vialense en las últimas Paso los ubicó justamente en el último lugar con un porcentaje de votos más que mínimo.
Urchueguia habla desde un lugar como si él no tuviese nada que ver en la realidad del peronismo de la ciudad de Viale, tanto él como el otro ex intendente Schmunck jamás dejaron crecer a nadie, dividieron la juventud durante años, se rieron de todos y se mofaban de los que tenían ideas diferentes o intenciones de convertirse en nuevos dirigentes. Armaron las listas de concejales con personas que jamás caminaron una calle de Viale y con algunos personajes que si miramos sus ideas actuales aparecen diciendo que el peronismo es el causante de todos los males de la Argentina, ¿en serio el señor Urchueguia se cree con autoridad moral o de alguna otra índole para levantar el dedo contra algún concejal o autoridad partidaria del peronismo? ¿Él, que renunció a la afiliación del peronismo para conformar el partido Solidaridad dañando al partido que dice defender, y que apoyó al ex gobernador Montiel y al presidente Fernando De La Rúa quiere acusar al gobernador y a los concejales?
Por eso cuando habla de contribuir con los gobiernos de turno, y de arreglos de cúpula, vemos con preocupación que los cañones están apuntando hacia arriba. Y que la florería está dirigida a las acciones del actual gobierno de cambiemos. A veces los hombres o mujeres que alcanzan cierta edad provecta comienzan a padecer de algunos problemas de memoria, tal es el caso de este ex intendente al que vimos en la Escuela 205 saludando afectuosamente al Gobernador Gustavo Bordet a quien días antes acusó de inoperante y luego con la misma efusividad comenzar el aplauso para las palabras del actual intendente de Viale Dr. Carlos Weiss a quien él considera su amigo, pero por otro lado nos pide que nosotros hagamos oposición.
En un tramo de la nota Urchueguia manifiesta que “en Viale hice construir una Unidad Básica que hoy está cerrada”, el ex intendente y actual Presidente de Sasfer (Sociedad Anónima de Servicios Fúnebres de Entre Ríos) que es una de las empresas del Instituto Autárquico Provincial del Seguro, habla con la displicencia y el autoritarismo del patrón de estancia que se cree dueño de los fondos con los que se construyó el espacio de la Unidad Básica, lo que parece olvidar es que nunca se rindieron cuentas de los fondos que manejaba el justicialismo vialense cuando él era la autoridad del mismo y que dicha casa partidaria está bastante floja de papeles ya que está a nombre de un privado y nadie sabe por qué.
En fin, es lamentable el papel que hacen algunos cuando no se terminan de convencer de que el electorado y la sociedad ya no los quiere, no representan a nadie, nada más que a sus mezquinos intereses económicos que tienen bien a resguardo, como en este caso, con una suculenta jubilación como intendente municipal. Y aquí debemos recordar que el propio Urchueguia en su gobierno, se hizo modificar una ordenanza para jubilarse como intendente con la categoría más alta, cobrando al día de hoy una jubilación que excede los 300.000 pesos por mes. También debemos señalar que actualmente es presidente del SASFER y que hace 6 años que no va a trabajar, solo aparece el día 30 de cada mes, para cobrar un jugoso sueldo que asciende los 200.000 pesos. ¡Y para qué vamos a mencionar cómo bajo su mandato se vio beneficiado su entorno con puestos políticos y compras comerciales! ¿Y de verdad el ex intendente quiere hacernos creer que somos nosotros quienes hundimos al peronismo en Viale? ¿De verdad quiere subestimar a los militantes y a la ciudadanía?
La era de Al Capone se terminó, la de estar detrás de un escritorio dando órdenes no funciona. Es lo peor de la política, por eso vemos como chicos y chicas no participan, no se involucran, porque siguen viendo a personas como este señor. Hace bastante tiempo que nos preguntamos cómo en 39 años de Democracia sólo él y Sergio Schmunck han sido intendentes por el peronismo en Viale, las dos caras de la misma moneda, uno juega al bueno y el otro verborrágico y confrontativo, pero son, piensan y sienten de la misma manera. No podemos dejar de recordar que el año 1995 y 1999 traicionaron a los candidatos peronistas impidiendo que llegaran a la intendencia por arreglos que ellos mismos promovieron. Por eso no podemos más que sentirnos orgullosos de no representarlo a él, eso es lo que justamente nos hizo estar tan cerca de ganar las elecciones, no pegarnos a sus figuras y a todo lo que ellos representan: LO NEFASTO DE LA POLÍTICA.
Nosotros pertenecemos a otra generación, la que abrazó a Néstor, la que nos pidió que seamos irreverentes y dejemos de pedir permiso; la generación que cree y entiende que la política no es una mala palabra, sino la única herramienta de transformación social. Por eso y bajo nuestras convicciones seguiremos sin representarlos a ellos y sí lo haremos a todo el electorado que nos votó, ese electorado que no quiere más gritos, atropellos y politiquería barata. ESO YA QUEDÓ EN EL PASADO. ESO NO DEBE VOLVER MÁS.
Firman: Concejales Frente Creer Viale.
Concejales del Frente Creer- Viale