En mi vida pensé atravesar un rol social tan crucial en una crisis sanitaria de esta envergadura, la cual se suma a la increíble crisis económica y estructural que sufre la Argentina actualmente; y sé, que para todos ustedes debe sentirse de la misma manera. Y cuando digo crisis estructural, me refiero a problemas en crecida, que vienen arrastrados durante décadas en nuestro país, pero que muchas veces las decisiones de quienes gobiernan, los acrecientan.

En nuestra provincia que no es ajena a la situación nacional, la inflación es constante, los sueldos siguen muy lejos del costo de la canasta básica familiar, los conflictos atraviesan a diferentes organismos, los trabajadores de la educación levantan una carpa blanca frente a casa de gobierno mientras muchos niños no retornan a la presencialidad porque sus escuelas están desechas y sus maestros empobrecidos, las partidas de higiene aún en el contexto de pandemia no son acordes, a los comedores escolares no les actualizan los costos, la obra social estuvo cortada durante varias semanas, los impuestos aumentan y los servicios como la energía eléctrica, se vuelven un privilegio.

Puede ser una imagen de 1 persona e interior

Somos conscientes que este año serán necesarios más que nunca valores como la sinceridad, la ética, el derecho y la igualdad de condiciones; y es por ello, que no callaremos en este recinto la existencia de privilegios en este contexto de extrema sensibilidad social: la vacunación VIP no ha sido un error, es un hecho de corrupción y queremos que el Gobierno Provincial reconozca y publique el listado de funcionarios vacunados en detrimento del personal esencial. Y es que, Señor Presidente, no podemos hablar de respeto por nuestros jubilados, por nuestros empleados municipales, por los profesionales de la salud y la educación si luego callamos ante lo que el Presidente de la Nación calificó como “adelantarse en la fila”. Y solo para evitar la chicana mediocre, voy a resaltar acá hoy, que he sido como trabajadora, muy crítica de las erradas decisiones tomadas en la anterior gestión a nivel nacional.

De hecho considero que si las políticas implementadas hubieran sido todas correctas, la mayoría de los argentinos no hubiera elegido otra opción. Y porque tenemos la honestidad de hacernos cargo de nuestros errores, es que pido que los que hoy están a cargo de la conducción de nuestro país y provincia, se responsabilicen de sus decisiones y de las consecuencias de sus medidas, y dejen de intentar buscar responsables en la oposición, los medios o la justicia. Si todos hemos luchado por un lugar de representación, fue asumiendo los costos y los desafíos que enfrentamos.

Y esto que manifiesto no se trata de venir a pegarle a los adversarios, es un llamado que hago a toda la clase política para practicar más la responsabilidad y buscar soluciones a los problemas de la gente, antes que priorizar hacerle la campaña a los referentes de cualquier espacio. Si realmente queremos ser una nueva generación de políticos, y queremos mostrar un camino diferente, debemos dejar de emplear los mismos mecanismos mezquinos y soberbios de una política que viene fracasando hace años. Desde aquí parados, creemos que la construcción de puentes será lo que nos permita sembrar un objetivo colectivo, un camino que nos lleve hacia la cosecha de oportunidades para todos los vecinos de Viale.

Tanto la gestión municipal como este bloque hemos logrado grandes objetivos durante el año 2020 y seguiremos apostando por la producción local, la incorporación de tecnología, por la educación, por la protección del medioambiente, por la vivienda, por avanzar en obras públicas, por más transparencia y por generar fuentes de empleo. Iniciamos un nuevo período legislativo y queremos invitar a los vecinos a sumarse acercándonos ideas, a señalarnos cuando nos equivocamos y exigir cuando sea necesario.

Esa será la fortaleza que distinga nuestra forma de sentir la política: Escuchar al vecino y traer su voz al concejo, culminó diciendo la edil