Allí se desempeña como auxiliar de ventas desde agosto y continuará haciéndolo hasta enero. La joven de 23 años, además, obtiene como contraprestación un incentivo económico proveniente del MTEySS.
En referencia a la importancia de este programa, Liz, la dueña del local, comentó: «a mi como emprendedora me dio la posibilidad de incorporar otra persona para que me ayude y me acompañe en las tareas diarias de llevar un comercio adelante. Creo que a los jóvenes les cuesta mucho conseguir sus primeros trabajos y sus posibilidades están limitadas, y cuando encontrás a una persona que tiene entusiasmo, que es responsable, querés darle la posibilidad y este programa es un excelente medio para eso».
Desde la dirección de Desarrollo Productivo invitamos a comercios, profesionales o industrias que quieran incorporar aprendices, a contactarse con la Oficina de Empleo local que realizará el proceso de preselección de candidatos de acuerdo al perfil requerido