En consecuencia esto generó idas y vueltas   y no se pudo  seguir  con este festejo , según pudo saber  este medio  todo  se habría generado tras una denuncia de  una persona de este ciudad  ante  la policía de la capital entrerriana.

Lo llamativo del caso es  que los  organizadores  como el dueño del salón explicaban a las autoridades que fueron a   hacer la constatación que el  evento estaba   autorizado por  el municipio y  que incluso se   enmarcaba dentro de la normativa del último decreto ,  (  no había más de 40 personas ) , no había baile , solo   cochecitos y mamaderas  y el salón   incluso  era para mucho más capacidad  ) pero  estas  palabras no prosperaron y  un responsable del evento tuvo  que firmar la notificación , que seguramente  llegará a los estrados judiciales , no  prosperará , pero sí tendrá  molestias  en ir a declarar y presentar las pruebas  correspondientes .

Vista previa de imagen

Tras  algunas consultas , este medio pudo saber que el salón   se encuentra habilitado desde el año pasado  como  ( bar  comedor  ) , por lo tanto  el evento  que se desarrollaba  estaba  , como lo dijimos en el comienzo ( habilitado y reunía todas las condiciones ) , quizás  todo  se trató de un  error   comunicacional , pero la cuestión que la torta del bautismo no se pudo cortar y los invitados se tuvieron que retirar  tras la presencia policial  y  algunos de los nenes lloraban  porque  no sabían  lo que pasaba.

Ahora , bien con esto que pasó  se genera un debate interesante y alguien tendrá que salir a explicar  cómo  se seguirá de ahora en más ,  un grupo de  varias personas pueden ir a cualquier  bar  a festejar   un cumple  y donde incluso hay  mucha más gente de la estipulada y no hay notificación , pero si  son notificados  si el evento lo hace  en un  lugar que también tiene la misma habilitación , ( hay algo que no cierra  ) .