Con premura una dotación acudió a la vivienda en cuestión, pudiendo entrevistarse con la víctima, quien relató haber sido golpeada físicamente por su pareja, presentando heridas en el rostro y una mano.
El supuesto agresor esgrimió que se retiraría del hogar pacíficamente, sin embargo estando en el frente de la vivienda comenzó a insultar a los uniformados y a amenazar a la denunciante, razón por la que fue aprehendido.
Por disposición de la Fiscalía en Turno, el detenido fue trasladado a Alcaidía de Tribunales, quedando supeditado a la causa instruida por Lesiones Leves Calificadas por Violencia de Género y Daño.