Es fundamental cuidar a las personas con factores de riesgo y mayores de 60 años, porque todavía no contamos con tratamiento efectivo. Las reuniones se deben dar en el marco de la responsabilidad, cuidados y con números limitados de personas.
Se recomienda:
• Que las reuniones se realicen al aire libre, en patios, terrazas, veredas y siempre garantizando que se cumpla con el distanciamiento físico pertinente para minimizar el contacto entre los asistentes.
• De no ser posible al aire libre, abrir puertas y ventanas para asegurar buena ventilación.
• Limitar el número de personas en cada reunión. Es preferible que las reuniones sean con convivientes, o grupo habitual de contacto (burbuja); en el caso de que haya algún miembro diferente a los contactos habituales, limitar el número de personas/grupos a lo mínimo posible.
En estas fiestas, celebremos cuidarnos, recordando que prevenir es responsabilidad de todos.