La edil  al momento de la exposición  del  Proyecto explicó que  los artículos 41 de la Constitución Nacional y 22 de nuestra Constitución Provincial garantizan el derecho de todos los habitantes a vivir en un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano donde las actividades sean compatibles con el desarrollo sustentable, para mejorar la calidad de vida y satisfacer las necesidades presentes, sin comprometer la de las generaciones futuras.

Establecen además, su correlativo deber de realizar acciones tendientes a preservarlo y mejorarlo. Que la Ley Nacional de Tabaco N° 26.687 entre sus objetivos, establece el de “Reducir el daño sanitario, social y ambiental originado por el tabaquismo”.

Que la Ley Provincial N° 9862 “Entre Ríos libre de humo” tiene por objeto proteger el derecho de las personas no fumadoras a respirar aire no contaminado, al prohibir el acto de fumar en espacios cerrados con acceso al público general, tanto del sector público como privado, permitiendo hacerlo en espacios abiertos de esparcimiento y recreación, entre otras excepciones que establece la misma norma.

MÁS DATOS

Que la OMS elaboró un informe sobre el impacto medioambiental del tabaco.

De este informe surge que los residuos de tabaco, en particular las colillas, contienen más de 7 mil sustancias químicas tóxicas que contaminan el medio ambiente, algunas de ellas cancerígenas para el ser humano, como por ejemplo arsénico, nicotina, alquitrán, plomo, hidrocarburos poliaromáticos, entre otras.

El mismo informe determinó que los residuos de los productos de tabaco son el tipo de basura más numeroso, ya que se estima que cerca de 10.000 millones de los 15.000 millones de cigarrillos vendidos diariamente en el mundo se desechan al medio ambiente, representando las collilas de cigarrillo y/o cigarro entre el 30% y 40% de los objetos recogidos en las actividades de limpieza costera y urbana.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Que las colillas están compuestas por acetato de celulosa (encargado de absorber las sustancias del cigarrillo), un material no biodegradable que se estima, puede tardar hasta 15 años en descomponerse. Que los desechos de las colillas de cigarrillo por parte de personas fumadoras en la vía pública y en espacios públicos de utilidad común representan un grave problema en la contaminación del medio ambiente.

Afectan el suelo, el agua de arroyos, ríos, lagos, mares y océanos (hay estudios que indican que una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua potable), plantas y animales (que al ingerirlos puede afectar su salud e incluso, causarles la muerte).

Este tipo de desechos también representa un peligro para niñas y niños que ante el desconocimiento de su composición pueden ingerirlos, con las consecuencias que ello acarrearía en su salud.

Por último, las colillas que se desechan encendidas son una de las principales causas de incendios que pueden poner en riesgo a la persona misma, sus bienes y/o la vida de terceros. Que es competencia de las autoridades locales desarrollar acciones preventivas de daño al medioambiente como así también de aquéllas tendientes a lograr una mejora en la calidad del mismo dentro de sus posibilidades. Que es necesario seguir impulsando medidas que tiendan no sólo a prevenir el consumo de tabaco, sino también a concientizar a la población mediante campañas de difusión de esta problemática con el fin de incentivar a los ciudadanos a que adopten medidas para la recolección diferenciada de este residuo en origen. Que los espacios públicos son los principales receptores de este tipo de residuos. En consecuencia, resulta necesario disponer de contenedores especiales adecuados para su depósito en espacios públicos, a la espera de un tratamiento apropiado y/o reciclaje, a fin de lograr que los mencionados espacios se encuentren limpios y seguros para todos los seres vivos.

 

El proyecto también habla de  la  implementación de  campañas de concientización social con el propósito de informar y sensibilizar a los habitantes de nuestra Ciudad acerca del daño al medioambiente que ocasiona el desecho de las colillas o filtros de cigarrillos en la vía pública y espacios de uso común y los riesgos que ello genera para los seres vivos.

 

También  la colocación de contenedores especiales para depósito exclusivo de colillas ó filtros de cigarrillo en las puertas y/o paredes de ingreso a los espacios cerrados de acceso público con gran afluencia de personas, como así también, en el entorno de espacios abiertos de esparcimiento y recreación, tanto del ámbito estatal como privado.