Dichos bajones de tensión, se debieron a cuestiones técnicas (materiales que se ven afectados por el mal clima) que este caso no dependía de la Cooperativa sino de Enersa, generando cortes en el suministro, que rápidamente era sustituido por la energía proveniente de otro sector, lo que generaba dichos recierres de energía. Se nos expresó con claridad, que ante algún daño en elementos electrónicos de un vecino, pueden acercarse y solicitar el formulario de reclamo, donde cada caso es evaluado y se le brinda la asistencia cuando corresponde, es decir cuando el daño sea producto de estos desperfectos.
Aprovechamos la oportunidad, para dialogar sobre la situación actual que sobrelleva la cooperativa, con una crisis a nivel país que afecta a todos los sectores, y que no le es ajena, pero han intentado siempre considerar los diferentes casos y mantenido un diálogo constante con cada familia que lo ha requerido, en búsqueda de soluciones.
Agradecemos el tiempo y la predisposición, y nos comprometemos a trabajar de forma conjunta en gestiones en la provincia, para que el servicio de energía eléctrica siga sosteniendo inversiones y mejore año a año, en pos del bienestar de toda la comunidad.