Decidí abstenerme a la aprobación del proyecto de extensión de nuestra planta urbana, no por una negativa a la propuesta de que la ciudad siga creciendo, sino que mi voto es un voto que contiene muchísimos reclamos por parte de vecinos y vecinas que aún no tienen resueltas algunas de sus necesidades como el estado de algunas calles y las situaciones de inseguridad que se viven constantemente en esa zona, remarcó .

Además, la ubicación del basural es de extrema prioridad, es una problemática heredada por la cual nuestro municipio afronta instancias judiciales y que, de realizarse esta extensión acercaría la planta urbana aún más hacia él.

El hecho de que lleguen soluciones habitacionales es siempre un motivo de celebración pero responsablemente debemos resolver primero las cuestiones más relevantes para que la calidad de vida de quienes se radiquen en esa zona y de quienes ya viven allí no se vea vulnerada ni afectada», señaló  la edil