Cuando las baterías o pilas son tiradas junto con los residuos caseros, se acelera un proceso de corrosión que lleva finalmente a que estos productos tan comunes en la vida diaria liberen hacia el ambiente los metales y otras sustancias dañinas que los conforman, con el consecuente daño para agua, suelo, aire y organismos vivos.
Para evitar que estos elementos continúen contaminando el medioambiente, del 1 al 5 de noviembre se organizó una campaña que involucra a las instituciones educativas de nuestra ciudad y se colocaran en el Palacio Municipal y en el NIDO contenedores para que los vecinos se acerquen a dejar dichos residuos que pueden ser de tipo botón (de reloj), AA, AAA, C, 9V y D y sólo baterías de celulares.

Vista previa de imagen
Después del 5 de noviembre, se ejecutará la recolección y se trasladará todo lo acopiadoo a la planta de Tratamiento de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos de la firma Pelco que ha certificado sus procedimientos de acuerdo a las normas ISO 9001, ISO 14000 y OHSAS 18.000 y que cumple también con el Programa de Cuidado Responsable del Ambiente de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica (CIQYP).

En el lugar, los desechos serán clasificadas de acuerdo a su composición y características, se depositan en contenedores con capas de arena, para evitar una posible explosión del material, y absorber los líquidos que pueda desprender. A partir de esta etapa, existen dos caminos posibles para las pilas y baterías agotadas: en relleno de seguridad, dispuesta para recuperación de material o exportación.
Una pila puede llegar a contaminar durante mil años, la gestión y el reciclaje de estos residuos peligrosos se enmarca en el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3 que persigue garantizar una vida saludable y promover el bienestar universal que pretende reducir el número de enfermedades producidas por la contaminación del aire, el agua y el suelo y al ODS 12 que anuncia Producción y consumo responsables y establece reducir de aquí a 2030 la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reutilización y reciclado.