Luego de unas recorridas se intercepta a los mismo en la intersección de calle Panutto y Castilla Mira, frente al ingreso a la hiporrecta municipal, uno de ellos arrojó al suelo un ventilador envuelto en una lona de tipo silo-bolsa, se comenzó una persecución que finalizó a los pocos metros demorando al masculino que llevaba el ventilador, mientras que los dos restantes se dieron a la fuga hacia el interior del Barrio 38 viviendas;  junto al ventilador se halló una cuchilla con cabo de madera sin inscripción visible.
El masculino demorado es un menor de edad domiciliado en el barrio de las casas rurales, mientras que los dos restantes que se dieron a la fuga habitan en el barrio 38 viviendas, uno sobre calle Juan Bovier y el restante sobre calle Castilla Mira.
Posteriormente se rastrilló la zona de dónde lo habían visto transeúntes a dichos menores, localizando sobre Ruta Nº 18 continuación de calle J. J. Paso, dos lechones muertos de aproximadamente 7 kg tirados sobre el suelo, dentro de bolsas de tipo arpillera; continuando se ingresó al campo de un vecino de la ciudad donde se halló un boyero de marca “FIASA” modelo “CA650”, de color negro, y al llegar al casco de dicho campo, uno de sus dueños manifestó que dichos elementos los habían sustraído de la casa de dicha propiedad, y que además habían lesionados a otros lechones con algún elemento corto-punzante.
Comunicado el hecho a la Fiscal en turno de Niños y Adolescentes, dispuso que el menor demorado sea trasladado a la División Minoridad donde fue examinado por el  médico policial de turno, y al no ser retirado por su progenitora el mismo fue entregado a personal del COPNAF.

Se dio intervención a personal de la Dir. Criminalística en el lugar del hecho, se procedió al formal secuestro de los elementos, para posterior hacer entrega mediante acta de estilo.-