Esta obra, que viene ejecutándose hace un tiempo, exhibe un nuevo formato vial sobre el tramo entre las calles Ramírez y Panutto presentando varios cruces de calles que se denominan “manda peatón”.

La obra, avanza por etapas; la primera de ellas comprende el tramo de 2 cuadras que involucra entre Ramírez y Rivadavia, y plantea, además de mejoras en las plazoletas,  modificaciones en el concepto de espacio público, eliminando barreras arquitectónicas y priorizando al peatón en el sentido longitudinal de la avenida.

Según explica el Arquitecto Grinóvero: “manda peatón es un concepto relativamente novedoso en urbanismo, pero cada vez más utilizado en numerosas ciudades de nuestro país que implica un punto intermedio entre una calle convencional y una peatonal: se admite el paso de vehículos, pero la prioridad la tiene el ciudadano de a pie”.

Los principales Beneficios son la mayor seguridad para el peatón al eliminar barreras arquitectónicas y la reducción de la velocidad del tránsito vehicular en sentido transversal a la avenida.