Los  varones y mujeres  durante  todo este tiempo tuvieron que soportar  frío , calor , agradecimientos y también  algunas palabras  fuera de las normales , pero  lo cierto es que dejaron gran parte  de sus horas dedicadas  a  sus propias familias para  cuidarnos a todos los vialenses.

Alguien podrá decir que  se falló en algún momento, y quizás sí ,  pero  lo que hay que destacar   es  que   todo  se iba aprendiendo sobre la marcha , nunca   nos hubiéramos imaginados vivir una “ pandemia “   , hasta los mismos  habitantes   aprendíamos  día a día  cosas  para  prevenir el coronavirus .

Desde ahora  sin estos  controles cada habitante  tiene  que reforzar  los refuerzos en  controlar , si vez una persona  que no es de la ciudad avisa a la dependencia policial , para que se lo identifique ,  porque es muy probable que ingrese  cantidad de gente   provenientes  de zonas  donde el virus es circulante.

Hoy más que nunca   tenemos  que  cuidarnos , esto no pasó , esto sigue y seguirá , solo Dios  sabrá  cuando nos liberaremos de todos.

Al grupo de trabajo de todo este tiempo , “  un gracias grandote  y que Dios los bendiga “