Este es un  dispositivo que se ve cada vez más en aeropuertos, establecimientos sanitarios y controles en el contexto de la pandemia de Covid-19 provocada por el nuevo coronavirus​: los termómetros infrarrojos.

Se los conoce también como termómetros láser o sin contacto porque emiten un haz de luz sobre la frente de la persona examinada, sin necesidad de apoyarlo sobre el cuerpo.

El dispositivo está compuesto por un sensor, un sistema óptico y una unidad de cálculo con algoritmos. A través de la lente, lo que hace el termómetro es medir las radiaciones infrarrojas que emite el cuerpo y que varían de acuerdo al calor corporal.  Así calcula la temperatura que, en segundos, queda registrada en la pantalla.