LA RESPUESTA DE LA FUNCIONARIA