Quienes se vieron muy perjudicados en el desempeño de su labor, ya que los eventos durante casi todo el 2020 fueron suspendidos, y en lo que va del 2021 se vislumbra un panorama que seguirá limitado para el sector.
Por ello, visité a uno de los grupos musicales de mayor popularidad en nuestra ciudad y zona: Los Tacuma. Para dialogar sobre esta situación adversa que están tratando de sobrellevar, y para reconocer en ellos y su trayectoria, a tantos otros talentosos músicos que tenemos en Viale.
Matías Dagrava, Xiomara y José «Tacuara» Tablada, son los integrantes de este grupo de cumbia, que se distingue por su gran llegada con la gente y por su estilo musical diferente, que invita a todos a bailar en cada uno de sus dedicados shows. Pero en Matías y «Tacuara», encontré además la vida de dos personas que lucharon contra los prejuicios y las dificultades para lograr lo que aman, que es hacer música y divertirse junto a los espectadores.
Matías lleva 30 años de experiencia como tecladista. Desde muy pequeño, quiso aprender guitarra, pero descubrió tener talento para el órgano y comenzó a estudiar y perfeccionarse en ello. «Como pasa siempre, mis padres lo veían como un pasatiempo, pero no estuvieron para nada de acuerdo cuando quise dejar la facultad y dedicarme a esto que tanto me gusta». Sin embargo, siguió adelante con sus ganas y terminó logrando encontrar en la música su sustento de vida. «Ambos arrancamos como parte del grupo Halcón, y luego decidimos conformar un grupo propio». Y así iniciaron hace poco más de 8 años con Los Tacuma (nombre en alusión al apodo de uno y a la sílaba de inicio del nombre del otro).
El de inconfundible voz, Tacu, lleva casi 35 años como cantante, arrancó brindando sus humildes interpretaciones en bares o festejos familiares, y construyó un amor con el micrófono que jamás abandonó. «Yo amo cantar aunque no sea fácil hacerlo, lo disfruto siempre mucho. Imagínate que hacía un show y volvía a las 6 de la mañana, para salir rápido al campo a desempeñarme en mi trabajo como empleado rural. Cruzaba a los mismos que volvían del baile donde había actuado y yo iba sobre el tractor rumbo a mi otro laburo», me comenta entre risas. Y sigue, «la gente sabe que somos felices sobre el escenario y haciéndolos disfrutar con nuestra música. Pero siempre lo hemos tomado con mucha responsabilidad y profesionalismo, más allá de ser trabajadores de un oficio.» Y agrega, «es un privilegio ser quien logra que por un rato la gente baile y se olvide de los problemas de la vida».
Xiomara, es hija de José, y suma presencia y voz femenina al grupo. Pero su papá asegura que es su manera de contar con ingresos propios y tener cierta autonomía económica también para sus gastos.Puede ser una imagen de 2 personas, personas tocando instrumentos musicales, personas de pie, guitarra, interior y texto que dice "AlePrado"
Los Tacuma, van a cumplir 9 años de trayectoria musical. Cuentan con 6 trabajos discográficos, donde hacen covers de temas reconocidos, pero con su propia impronta y un sello rítmico que los distingue. Han pasado momentos inmensamente difíciles pero siguieron adelante, atesorando cientos de anécdotas, logros y momentos felices que los reconfortan. «Hemos tocado en cumpleaños en el medio del campo, con las gallinas pasando entre los instrumentos. Y en otras compartimos escenario con figuras destacadas del país. Como cuando prestamos sonido para Los Iracundos en una fiesta en Seguí. Algo impensado y gratificante.»
Sin importar si nos agrada o no la cumbia, a Los Tacuma los conocemos todos. Sus canciones han sonado en otras provincias, en la casa de gurises de Viale que estudian allí. Y hasta en playas de otros países, como Brasil, donde muchos vialenses han tenido el privilegio de viajar y llevar consigo su música para intercambio cultural entre turistas.
Son un grupo querido y solicitado siempre. Y aunque hoy se presente una nueva adversidad ante la situación sanitaria, ellos se aferran a la esperanza de pronto poder volver a girar por distintas ciudades llevando su labor musical.
Admirando su aporte cultural y artístico en nuestra ciudad, en los diferentes grupos en los que formaron parte, agradezco y reconozco en ellos a cada músico, bailarín, vocalista, que con su talento nos representa en otras comunidades y nos conecta con la alegría y el bienestar a través de sus presentaciones.
¡Qué vuelvan sus éxitos!