Dijo que  pretendía   con este discurso dar cuenta del desempeño de la administración municipal en el último año que, como todos sabemos, estuvo signado por la crisis sanitaria originada por la pandemia del COVID-19. No fue, por lo tanto, para nadie, un año normal y habitual y el Municipio no estuvo ajeno a estas circunstancias.

Respecto al Gobierno Nacional advierto que el triunfo logrado en 2019 por el Frente de Todos generó expectativas en una parte importante de la población, que confió en esta expresión política. Todos, de todas formas, queremos que al Presidente le vaya bien, porque –aunque parezca una frase remanida-, de su conducción depende el futuro del país, dijo.

El ahora oficialismo gobernante se esmeró en construir un discurso con una serie de promesas que, a poco de andar no encontraron correspondencia con la realidad, por eso yo soy de quienes piensa que hay que prometer menos y hacer más.

Los problemas estructurales que debió enfrentar la gestión de Alberto Fernández no son el inventario de la supuesta herencia recibida de la administración Macri. Son los problemas irresueltos, de esa base del iceberg que no se ve, que lleva años solidificándose. Y de la situación actual el peronismo no puede hacerse el desentendido, porque gobiernan hace años.

La corrección de la fórmula para conceder incrementos a los jubilados, en perjuicio de los mismos; el desprecio por la justicia; el cabalgante ritmo de la inflación, con todas sus derivaciones; sumado  a los asuntos derivados de la pandemia, son sólo algunos de los problemas críticos que esta gestión de gobierno no pudo o no quiso resolver.

 

Al referirse  a la provincia  advirtió que la misma  , funciona en piloto automático. Bordet no confronta con nadie, pero tampoco genera nada para modificar de raíz la provincia de Entre Ríos. Transita el gobernador por su segundo mandato y la gestión del justicialista por el año número 18 de gobierno.

El cambio por el que bregamos es natural. Tenemos un gobierno entrerriano que pospone sus compromisos esenciales y que, en vez de actuar en el presente, prefiere hipotecar el futuro. El problema de los caminos es estructural; el sector salud agoniza; la educación padece una crisis; los recursos de la Caja de Jubilaciones y Pensiones son menos que los que necesita para hacer frente a los pagos mensuales y los servicios que no presta el IOSPER enferman a la población. Éstos son sólo algunos de los problemas que son parte del inventario de las deudas de la Provincia con los entrerrianos, pero también hay muchos otros, como la entrega de la concesión del Agente Financiero Provincial, el diferimiento del pago de la deuda pública a los bonistas y el congelamiento de los salarios del sector público provincial que, en todo 2020, no tuvo paritarias. La reciente instalación de una carpa blanca, del sector docente, frente a la Casa Gris, en Paraná, es un síntoma.

La gestión de la pandemia en la Provincia también tuvo serias deficiencias. Las únicas decisiones que tomó el Gobernador fueron las de transferir más responsabilidades a los municipios que, para ser franco, nos tuvimos que ocupar de todo y de un poco más.

Solari   expresó  además que   el  cuidado de los recursos público como premisa , esta gestión, por intermedio de la Secretaría de Gobierno y Finanzas, hace culto de una buena administración de los recursos. Somos meticulosos porque sabemos que el poder de administración es temporal y que los fondos municipales son, en definitiva, de todos los mariagrandenses. Instrumentamos, para ello, mecanismos de compra transparente e instancias de control en algunos ítems.

Esto nos permitió generar excedentes y aplicar los mismos en la ejecución de otras políticas públicas municipales. Las erogaciones en combustible, por ejemplo, son reveladoras de lo que es la actividad pública. Durante nuestra gestión el gasto en este renglón bajó sin que se resienta la prestación de ningún tipo de servicio.

ALGUNOS  DATOS

Es más, dijo el jefe comunal  , como creo haberlo dicho el año anterior: con menos hicimos más. Si comparamos los años 2019 (último de la anterior gestión) y 2020, veremos que se redujo considerablemente el consumo de nafta súper y de gasoil tipo II. Se incrementó, no obstante, el consumo de gasoil tipo III que se utiliza en herramientas y maquinarias de trabajo, aun así en promedio el gasto de combustible interanual bajó un 13,88% representando la suma de $ 888.082,00. En 2020, incluso, gastamos menos de lo pautado en el 4 presupuesto aprobado por el Concejo Deliberante, generando un ahorro de $2.188.592. Sólo por enumerar otros ítems de nuestro presupuesto municipal, en “Papeles y Útiles” e insumos de computación durante el 2020 se redujo el gasto en un 59,66% respecto del 2019, representando una suma de -$863.651,43. En “Imprenta, publicaciones y reproducciones” un 49,19% menos haciendo un total de ahorro de $ 281.745,46. En el rubro “Cubiertas y cámaras de aire” un 25,72% implicando -$192.892,17 y en “Pasajes y Viáticos” la reducción fue del 100% del monto destinado en 2019; este último punto es reservado para gastos de miembros del ejecutivo, si bien estuvieron los traslados reducidos por la pandemia, habla a las claras de nuestra intencionalidad del manejo de los fondos públicos. En eso nos diferenciamos, en eso queremos diferenciarnos. Cuidar los recursos, por otra parte, no es sólo generar ahorros a partir de controlar más y mejor, sino también generar condiciones de competitividad en los procesos de compras públicas.

EL 2020

En 2020 -quiero contarles- realizamos 17 licitaciones privadas y 21 concursos de precios. ¿Qué significa esto? Varias cosas. En primer lugar, que existe igualdad de oportunidades en la participación de todos los proveedores de un rubro que deseen participar de los procesos de compra municipales. Y en segundo lugar estos mecanismos permiten la competencia y, para el Estado Municipal, implica mejores condiciones de compra. Veamos. En el total de las 17 licitaciones privadas el presupuesto oficial fue de $12.767.861 y las compras se realizaron por un valor total inferior, de $11.747.483. Lo mismo ocurrió con los concursos de precios. El precio base, u oficial, de la totalidad de los 21 convocados fue de $3.919.065 y las compras se concretaron por la suma de $3.577.111. En definitiva, si se analiza comparativamente lo proyectado en el presupuesto 2020 y lo ejecutado al 31 de diciembre pasado se podrá ver que el Municipio gastó menos, en casi todos los ítems correspondientes a Bienes de Consumos y Servicios No Personales. Esto –reitero- sin que se resienta en absoluto el funcionamiento de la actividad municipal.

Los mariagrandenses deben saber que tenemos una administración sólida y equilibrada que monitorea constantemente los ingresos y egresos y que gestiona los recursos con máxima responsabilidad en beneficio de la comunidad. Regularización de tasas y actualización de datos catastrales.

Números finos

El Presupuesto municipal, como todos sabemos, se conforma principalmente por recursos de generación propia y por aquellos que percibimos por intermedio de la coparticipación de impuestos nacionales y provinciales. El presupuesto 2021, recordemos, fue aprobado por este Concejo, por unanimidad, el 26 de noviembre de 2020 y proyecta un cálculo de recursos de $286.491.306 Los ingresos por 5 coparticipación Nacional serían de $135.460.000, el 47,27 % del total. Desde la provincia los ingresos previstos son de $48.928.645 (17,07 %), siendo Ingresos Brutos el de mayor significancia, seguido de la coparticipación por impuesto automotor y en menor medida por el impuesto inmobiliario. Por ingresos de recaudación propia se prevén ingresos por $87.102.661. Como se verá hay aquí algunos elementos distorsivos que, desde nuestra gestión, y las que nos sucedan, es imperioso corregir. Si se examinan los indicadores se verá que el Municipio de María Grande tiene un alto grado de dependencia de los recursos coparticipables. Eso no es siempre así en todas las jurisdicciones y es nuestro deber propender a lograr un mayor equilibrio para ampliar la base tributaria y lograr mayor autonomía económico-financiera.

Nuestra planta de personal se compone de 90 cargos de planta permanente, 35 cargos de planta contratada y 6 cargos de funcionarios políticos .

EL 2021

El trabajo de este año será, como el anterior intensivo. Las prioridades están claras. Nuestro norte es avanzar en la incorporación de bienes durables, de capital, que nos permitan tener un municipio mejor equipado, para la prestación de servicios públicos y la realización de obras de interés comunitario. La mejora de la traza vial es y seguirá siendo una prioridad, como así también las inversiones que nos permitan tener un mejor espacio público y aquellas que están orientadas a mejorar la infraestructura pública municipal que, en definitiva, es patrimonio de todos los mariagrandenses. Tenemos proyectos que, además, estamos tramitando con organismos nacionales y provinciales, sobre los cuales no queremos aventurarnos porque dependen de la gestión y la voluntad de otros actores, pero estamos convencidos que para lograr un desarrollo más armónico e integral de la comunidad debemos aunar esfuerzos con otros niveles del Estado.

Seguiremos cuidando todos los días los recursos de los mariagrandenses, con más acciones de transparencia institucional y optimizando las inversiones que realicemos. Trabajaremos también en la dimensión administrativa y en la modernización del gobierno municipal, en conjunto con las áreas que dependen de cada Secretaría. La ayuda social será clave, en el futuro, porque la crisis social postpandemia recién empieza a visibilizarse.

No vamos a escatimar esfuerzos ni recursos, pero la asistencia en sí misma es una política de corto plazo. Por eso nuestro objetivo es convertirnos en un municipio que genere oportunidades para quienes buscan trabajo o para aquellos que tengan vocación por el desarrollo emprendedor.

 Prometer menos y hacer más, en silencio, para lograr resultados efectivos es nuestra consigna y para eso los convoco, a todos, a quienes ocupan un lugar de representación en el Concejo, a las instituciones y, fundamentalmente, a los vecinos, que son el eje de nuestras politicas públicas. Con estas palabras dejo formalmente inaugurado el nuevo período de sesiones ordinarias. Los invito a que Juntos, entre todos, trabajemos por la ciudad que queremos.