Ante esto se generó una persecución peatonal del personal policial por tres cuadras, lograndose aprehender en calle Maipu y 20 de Septiembre a un joven de 25 años vecino de la localidad; quien por disposición judicial fue trasladado a sede de Alcaidía de Tribunales. No sé reportaron faltantes ni daños según el relato de los damnificados, labrandose actuaciones por «violación de domicilio en flagrancia».