El protocolo local establece que los bares y comedores podrán funcionar todos los días de 10 a 15 horas y de 19 a 0 horas. Los días viernes y sábado, por su parte, el horario de cierre se extiende hasta las 02:00 am. Las cafeTerías, en cambio, podrán trabajar todos los días de 6:30 a 22:00 horas.
Los comercios que reanuden su actividad en el contexto de esta «nueva normalidad» deberán presentar una Declaración Jurada de Compromiso Comercial en la División Rentas del Municipio. Esta declaración puede completarse o descargarse desde www.mariagrande.gob.ar/protocolos-covid-19/
Por otro lado, el protocolo contiene recomendaciones para el personal que trabaje en estos establecimientos, como así también para los consumidores; cuestiones relativas al interior del salón comercial, especificaciones sobre cómo manipular los alimentos y realizar el tratamiento de los residuos.
Además de los consejos de bioseguridad ampliamente conocidos se estipula que habrá que disponer un distanciamiento entre mesas, de modo tal que las mismas queden separadas por una distancia de dos (2) metros.
«Entendemos que estamos dando un paso más que es muy importante, con la habilitación de estas actividades, en el marco de lo normado por el Decreto Provincial. La apertura del aislamiento es gradual pero continua y como lo venimos diciendo cada vez que tenemos oportunidad, en cada una de estas instancias es clave el compromiso social, individual y comunitario en el cumplimiento de las pautas. Sólo de esta manera se podrán seguir sosteniendo el desarrollo de estas actividades», señaló el Presidente Municipal Héctor «Cheru» Solari, quien recordó que el permiso de funcionamiento es provisorio y temporal y que puede ser revocado por desición del gobierno Nacional, Provincial o Municipal ante la verificación de incumplimiento de las normas o si llegaran a producirse cambios en las variables de evolución de la pandemia.