HISTORIA:

Debemos señalar que el tendido de la línea ferroviaria que hemos mencionado, como ocurrió con la mayoría de las líneas de la provincia, contemplaba al culminar cada tramo, la erección de la respectiva estación. Este hecho, como es de suponer, traía como consecuencia que a su alrededor comenzaran a surgir radicaciones de pobladores que luego se transformarían en pueblos o colonias.

Vista previa de imagen
En cuanto al nombre adoptado por el gobierno para la nueva estación, hay que recordar que, como consecuencia de la ley provincial del 8/3/1875 sobre fundación de pueblos y colonias, el derecho a imponer nombres quedaba reservado al gobierno de la provincia, pudiendo este tener en cuenta sugerencias o propuestas de los lugareños.
Esto suponemos ha ocurrido en el caso de Viale, es decir que los primitivos residentes en el lugar hayan sugerido adoptar dicho nombre, como una forma de homenaje a quien había sido propietario de una vasta extensión de tierras, el Dr. Victorino Viale quien además, por intermedio de su esposa doña Julia del Carril donó los lotes necesarios para la construcción de la estación ferroviaria, amén de otras manzanas para edificios públicos, plaza e Iglesia.

 
PRIMEROS POBLADORES:
En lo que hace a los primeros habitantes o pobladores de la Estación Viale, debemos manifestar que en dicho sentido existen muchas coincidencias entre los distintos autores y publicaciones que se han abocado al tema, por lo que se da por sentado la existencia, precisamente hacia 1904 de una vivienda que perteneció al señor Juan Urrutia.
Esta casa se habría encontrado hacia el lado este de las vías, en lo que hoy es un conocido comercio de insumos agropecuarios en calle San Martín 752 .

Vista previa de imagen

Se dice asimismo que allí funcionó, además de la vivienda, un despacho de bebidas y el correo o estafeta postal.
Según otros antecedentes, este mismo señor Urrutia, una vez instalada la estación del ferrocarril, construyó su vivienda frente a ésta, es decir en la esquina de las calles Panutto y Avda. Urquiza, en lo que se conoce en la actualidad como la primera casa de Viale.
Entre otros, podemos señalar también como primeros pobladores a don Simeón Balceda, encargado de la estancia del Dr. Viale cuyo casco es actualmente el Hogar de Jóvenes Roque Saenz Peña.
El señor Juan Prattió Pratt de quien podemos decir que fue el primer carnicero de la zona, ya que proveía de carne vacuna a las cuadrillas de constructores del ramal ferroviario; los señores Rosembrock y Aceñolaza , que se instalaron como comerciantes en la naciente Estación Viale.
Hay que destacar que existieron dos hechos que fueron fundamentales para la expansión de Viale: por un lado, el loteo realizado en 1908 por doña Julia del Carril de Viale , y por el otro el loteo encarado por el Gobierno de Entre Ríos en 1911 que dio lugar a la creación de la Colonia Centenario.
En ambos actos que podemos llamar de colonización, fueron inmigrantes italianos, en su gran mayoría, los que adquirieron la mayor parte de las tierras y contribuyeron a engrosar la población vialense. Unos provenían de la región de Sambuco, en la provincia de Cúneo mientras que los otros eran en general sicilianos, aunque también en menor número, había judíos y ruso alemanes.
Entre aquellos pioneros que se instalaron, ya sea en la estación, como en la colonia adyacente encontramos estos apellidos: Chiapessoni, Unanué, Montórfano, Matteoda, Cargnel, Corrales, Aguirre, Oberti, Neder, Tropini, Borgetto, Foletto, Mortara, Bertozzi, Sanchez, Aimone, Dúculi, y Trocello; además de Jaroslavsky, Brodsky, Perelstein, Riasol, Jaimovich y Dubner.
Posteriormente llegaron a radicarse en la zona las familias de los Salamone, Inveninatto, Di ´Benedetto, Giunta, Barbera, Cángeri, Tricárique, Castro, D´Agostino, y Mazzola, entre otros.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.