El proyecto permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, a la vez que habilita la objeción de conciencia de los profesionales.

Los principales puntos del proyecto son los siguientes:

• Se regula el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto.

•La iniciativa cumple los compromisos asumidos por el Estado argentino en materia de salud pública y derechos humanos.

•.Las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tendrán derecho a acceder a un aborto legal hasta la semana 14 de gestación.

• El plazo de la semana 14 no se aplicará cuando el embarazo fuera producto de una violación, en los casos de menores de 13 años o si estuviera en riesgo la vida.

• El o la profesional de salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción del embarazo tiene derecho a ejercer la objeción de conciencia.

• En el caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo deberá disponer la derivación a otra institución.

• En los casos de los menores de 16 que decidan abortar se requerirá su consentimiento y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo.

• Las personas mayores de 16 años tienen plena capacidad por sí para prestar su consentimiento.

• El personal de salud debe observar un trato digno, respetando las convicciones personales y morales de la paciente.

•Se deberá mantener la privacidad y el derecho a la intimidad de las personas que recurran a las instituciones para pedir un aborto.

•En los casos de violación cuyas víctimas fueran niñas o adolescente, se deberá denunciar este delito.