En el aspecto económico se sigue a la espera de la coparticipación de una ayuda extraordinaria, en carácter de transferencia sin devolución de una suma de 300 millones a todos los municipios por parte del Gobierno Provincial, que permita hacer frente al pago de aguinaldo, sueldos, prestación de servicios y obra pública imprescindible para el normal funcionamiento de los municipios, que han visto resentido sus ingresos producto de la caída de la coparticipación de impuesto y aumentado sus gastos afectados a la atención de la salud y una mayor asistencia social por efectos de la pandemia.
En esto vale aclarar que todos los municipios han tenido un aumento de los gastos por el corona virus, disminución del orden del 50% de los recursos y no han recibido ninguna ayuda económica extra tanto del gobierno nacional como del gobierno provincial.
Con relación a los efectos de la pandemia, los municipios se han hecho cargo del control del cumplimiento de las normas emitidas por el gobierno nacional y provincial, como por ejemplo los controles en los accesos que se llevan adelante en su gran mayoría con personal y recursos municipales.
Respecto de los Centros de Aislamiento Comunitarios para pacientes Covid, se seguirá colaborando para disponer de lugares de aislamiento, remarcando que más allá de ello, la prestación del servicio de salud pública es responsabilidad del Gobierno Provincial, el cual debe disponer entre otras cosas de la logística y personal profesional capacitado para la atención de este tipo de paciente.
En cuanto a la obra pública no se ha recibido respuesta a los sucesivos pedidos y prioridades presentadas por todos los municipios en las reuniones ante el gobierno provincial realizadas en junio de 2019, febrero de 2020 y mayo del corriente año. Tampoco se pudo hasta ahora celebrar el Convenio Marco con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación para ejecutar, entre otros, el plan Argentina Hace.
Un tema de suma importancia planteado por el Gobierno Provincial, es la reforma impositiva y previsional. No es correcto nuevamente aumentar la carga impositiva sobre la actividad privada para atender el desfasaje económico y financiero que tiene la provincia. Se deben tomar medidas para fortalecer y apoyar a los diversos sectores económicos que son los que inviertes y generan fuentes de trabajo genuinas.
En relación a la reforma previsional, es una reforma pendiente que debe ser abordada integralmente, para que sea sustentable en el tiempo. No es conveniente hacer reformas parciales, momentáneas y que solo buscan atender la situación financiera de corto pablo, con un déficit casi incontrolable.
Los intendentes del Foro manifestamos nuestra permanente disposición al diálogo y la búsqueda de los consenso necesarios para solucionar los problemas de los entrerrianos.