Se nos fue José. Ese hombre que supo construir sin destruir. Referente indispensable del peronismo y su Córdoba querida, que seguramente lo extrañará como se extraña a un padre.

Nos quedará su obra y su humildad. La grandeza de un hombre de bien. Alguien que supo hacer de la política una herramienta de cambio y transformación positiva.

Fuerzas para su familia y amigos. Quienes te admiramos intentaremos llevar adelante tu legado. Hasta siempre, compañero!