Los uniformados se dirigen al lugar y observan cuatro sujetos llevando un objeto de gran tamaño, quienes al notar la presencia policial se dan a la fuga dejando tirado un tanque de agua de 500 litros y una bicicleta mountain bike, elementos que fueron formalmente secuestrados para establecer su real propiedad y procedencia.