Rodrigo es un adolescente de 13 años que cursa el segundo año de la Escuela Secundaria N°14 «Palmas de Yatay» de Raíces Oeste, Departamento Villaguay e ideó un sistema de riego para su huerta.
El habilidoso joven con elementos que tenía en su casa cavó un pozo de seis metros y elaboró un sistema para sacar el agua del mismo con una rueda de bicicleta, una cuerda y gomitas.

Gracias a este invento, la huerta de Rodrigo está en excelentes condiciones y según relató ante la pantalla de Elonce TV «el maizal ya supera los dos metros y todo va en marcha».

Rodrigo no tuvo una vida fácil, hace un año perdió a su mamá en un accidente de tránsito y con el correr del tiempo, en la escuela fue integrado a un Proyecto Pedagógico Individual para la inclusión (PPII), pero nada lo detuvo, las ganas de superarse pudieron más y el joven realizó este sistema de riego.

La solidaridad no tardó en llegar y Rodrigo recibió un hermoso regalo como recompensa a su esfuerzo y dedicación.

Aldo, le regaló dos sembradoras manuales para que pueda continuar con su huerta, «vi la nota en Elonce.com y rápidamente quise ayudar a este adolescente que apuesta a la sustentabilidad», relató a Elonce.

«Note que Rodrigo es muy inteligente y autodidacta por eso se me ocurrió regalarle dos sembradoras manuales», añadió.

Y señaló: «Me contacté con el director de la escuela y quise aportar algo a este emprendimiento».

Sobre las sembradoras, el hombre contó que tiene mucha experiencia en emprendimientos hortícolas y hace unos años había comprado estas sembradoras para alguna ocasión especial, «son de origen francés y muy útiles para las huertas familiares».

En cuanto al funcionamiento de la sembradora manifestó: «No es algo complejo, la maquina tiene un tambor que se adapta al tamaño de las semillas y a medida que se la hace rodar la larga de manera gradual evitando que se amontonen».

«Luego en 30, 60 u 90 días de haber sembrado, ya va a empezar a ver los resultados», manifestó.

Y resaltó: «La sembradora le va a ahorrar mucho trabajo, y tiempo».

Al finalizar Aldo contó que «soy impulsor de las huertas familiares y creo que necesitamos muchos `Rodrigos´ que quieran producir su propio alimento y que tengan tantas ganas de salir adelante».