Voté en la Escuela N°1 Gregoria Matorras de San Martín, en Villa Paranacito, con más esperanza y optimismo que nunca. Ir a votar es más que poner una boleta en un sobre. Es hacer valer nuestra voz.
Gracias a todos los fiscales que están desde temprano poniendo el cuerpo para cuidar cada voto!