El envío se produjo anoche, bajo estrictas medidas de seguridad, en el marco de un operativo organizado por el Superior Tribunal de Justicia, del que participaron el Ministerio de Gobierno y de Justicia, a través de la policía de la provincia y efectivos de Gendarmería Nacional.

Así se procedió al traslado de 210 armas largas y 367 armas cortas, resguardadas en 21 bolsas de seguridad numeradas.

El material había sido correctamente etiquetado e identificado por la Sección Efectos Secuestrados del Superior Tribunal de Justicia (STJ), dependiente de la Secretaría de Superintendencia Número 1. El procedimiento se efectuó conforme lo dispuesto por el Alto Cuerpo a través de la Resolución Nª 177/20, emitida el 4 de diciembre pasado.

El operativo fue dispuesto porque la ANMAC, en virtud de la emergencia sanitaria, anticipó su imposibilidad de retirar el armamento como había ocurrido en 2019.