Lejos de tratarse de una cuestión menor, estamos ante un problema grave, que pone en riesgo la salud Pública y represente un peligro para la vida de las personas.
La Comisaría local ha efectuado diversas actuaciones, realizando la toma de muestras para análisis y estableciendo un contacto fluido con la fiscalía de turno para poder dar con el/los responsable/s. En esta línea se solicita que cualquier información sea remitida a la sede policial.
Se trata de un Delito y de una práctica repulsiva que debemos erradicar. Necesitamos del compromiso de todos.