Se remarca la buena predisposición de los comercios con el cumplimiento de las normativas sanitarias.

A si mismo informar que el Municipio no está obligando a ningún bar- comedor a cerrar su puerta, dicha decisión queda a disposición de cada propietario.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior

Sin embargo se exige el estricto cumplimiento se los protocolos sanitarios y en especial el distanciamiento social necesario