Mediante Resolución Nº 1567/2020, el Tribunal de Cuentas de Entre Ríos dispuso que partir de este martes 15 de diciembre, todos los agentes del principal órgano de control externo de la administración pública deberán prestar servicios de manera presencial.

Quedan exceptuados aquellos trabajadores que acrediten integrar los grupos de riesgos para Covid-19; quienes deberán presentar el certificado medico correspondiente y continuar trabajando de manera telepresencial o remota.

También, desde este martes 15, el Tribunal de Cuentas resolvió reanudar los plazos renditivos, procesales y administrativos.

Además, se dispuso profundizar las medidas de higiene y seguridad en el marco de la pandemia COVID-19.

En este sentido, en cada oficina deberá respetarse la distancia mínima de 2 metros entre los distintos puestos de trabajo, pudiendo en su caso y si fuese necesario, implementarse turnos en las distintas áreas del organismo de control.

Asimismo, se reforzará la provisión de materiales sanitizantes en las distintas áreas; y el personal de maestranza y servicios intensificará la desinfección y limpieza exhaustiva de los lugares de trabajo y espacios comunes.