Viene de una familia dedicada al mismo rubro comercial. Sus abuelos, tanto Rodríguez como Folleto, trabajaban de lo mismo. Antes el local se ubicaba en la esquina vecina, donde hoy se encuentra una estación de servicio. Corría el año 1920 y Don Humberto Rodríguez, era propietario de la carnicería «Las Colonias». En el año 1972, inicia Gogo, quien ya había ido aprendiendo el oficio de su padre y sus abuelos y continuó con el rubro.
Muchos años trabajando incansablemente, dejando mucho en un segundo lugar para atender la carnicería. En los primeros años, y ya cuando los hijos de Gogo, aprendían también del rubro, los productos eran generados en el frigorífico municipal. Allí iba Sergio con apenas 15 años, justamente el que hoy seguirá sosteniendo el negocio familiar con su atención.
Gogo me contaba: «Antes no había heladeras y si había eran caras, así que el trabajo era constante, día a día se carneaba para vender durante el día». Su hermana apodada «negra», también ejercía el oficio y era una reconocida por su habilidades innatas para los cortes, «hacía las costeletas finitas y con la zurda», toda una experta. A los 37 años, Gogo sufrió un infarto y pensaron que no saldría, pero la luchó y al tiempo volvió a estar al servicio de su comunidad con su negocio. «Mi hijo Gustavo muchas veces vino a ayudarme, también ahora que ya estaba más grande. Sin importar las circunstancias».
«Siempre me sentí acompañado por mi mujer Teresita. Por mis hijos y también por los nietos», expresa Gogo. Y Tere añade «Sii, nuestros nietos siempre vinieron y ayudaron en lo que podían. Todos parte del negocio del abuelo».
Más de 50 años de esfuerzo, trabajo, levantarse bien temprano y atender a todos con alegría porque como dice gogo «la atención hace la diferencia en cualquier lugar».
Muchas gracias por recibirme, por la calidez y la predisposición.
Felicitaciones para la familia y para Sergio que continuará al frente heredando el legado.
🖐🏻Aclaración: Se sacaron los barbijos solo para la foto. Porque a nuestros jóvenes abuelos los cuidamos para que sigan aportando de su experiencia y sabiduría en nuestra ciudad.