Este martes 26 de Mayo se nos informó que el intendente firmaría un decreto (093/2020), mediante el cual, entre otros puntos, se habilitarían las reuniones sociales o familiares de hasta 15 personas. Al momento de la “notificación” dimos por entendido que las mismas estaban consensuadas con la provincia, como lo hizo el municipio en ocasiones anteriores. Nunca nos imaginamos que las medidas eran tomadas de forma unilateral por el gobierno local.

Ante este panorama no podemos menos que repudiar esta actitud inconsulta, tomada por el intendente de la ciudad, ignorando lo establecido en las disposiciones nacionales y provinciales.

Un funcionario responsable debe respetar y hacer respetar las decisiones que emanan de los organismos superiores. En el caso que nos ocupa se deben acatar las medidas de las autoridades sanitarias de la provincia, al igual como se respetan las medidas en educación o en seguridad, que son competencia de la provincia, no de un municipio.

Si bien entendemos que hay una necesidad de ir flexibilizando las medidas, entendemos que deben hacerse en el marco de los parámetros y decisiones que indiquen las autoridades sanitarias y no en función de lo que cada intendente decida hacer en su pueblo.

En tal sentido, hoy el gobernador Bordet, sobre la base de las recomendaciones del Comité de Emergencia, sigue tomando medidas en beneficio de todos como habilitar el traslado dentro de las ciudades con un transporte interurbano. También habilitó salidas para deportes individuales, al aire libre y la actividad gastronómica a un 50 % en bares, restaurantes y hoteles.

Solicitamos al intendente acepte la recomendación de la provincia y revise la decisión respecto de las reuniones, siguiendo el criterio adoptado por TODOS LOS MUNICIPIOS DE ENTRE RIOS.

Si el intendente decide enfrentar a los poderes políticos, que lo haga en el marco de las discusiones políticas, como lo viene haciendo en las últimas semanas pidiendo que se coparticipe un ATN, que usted perfectamente sabe que no es coparticipable.

Sr. Intendente, circunscriba a los ámbitos de discusión política sus diferencias con el gobierno provincial, pero no poniendo en peligro la vida de los habitantes de la ciudad.

Por último nos vemos en la obligación de aclarar, ante la pícara declaración pública hecha por las autoridades, donde se asegura que este bloque fue informado de la medida, que nuestro bloque efectivamente fue NOTIFICADO, pero NUNCA CONSULTADO, sobre las medidas y disposiciones que iba a adoptar el municipio de Crespo en el marco de esta pandemia.