Con el advenimiento de la Democracia en Argentina y el triunfo del radical Raúl Alfonsín, una de las primeras medidas, tal cual se había comprometido en la campaña electoral, fue crear una comisión, con destacadas personalidades de nuestra sociedad, con el propósito de recibir las denuncias sobre desaparición de personas.

El 15 de diciembre de 1983, Alfonsín firmó el Decreto 187/83, para constituir una Comisión Nacional, que tuvo como objetivo esclarecer los hechos relacionados con la desaparición de personas ocurridas en el país. Así nació la CONADEP.

Alfonsín, también decidió que  participaran ciudadanos con gran prestigio nacional e internacional. En este sentido, entre las personalidades que integraron la CONADEP “Ad Honoren”. Algunos de los integrantes fueron Ernesto Sábato, Ricardo Colombres; René Favaloro, Hilario Fernández Long, Carlos Gatinoni, Gregorio Klimovsky, Marshall Meyer, Jaime de Nevares, Eduardo Rabossi y Magdalena Ruiz Guiñazú.

El escritor Ernesto Sábato fue designado como presidente de la CONADEP. El informe elaborado por la Comisión fue entregado por el propio Sábato al presidente Alfonsín el 20 de septiembre de 1984, sirviendo de fuente documental para el libro Nunca Más y el posterior juicio que se llevó adelante contra las Tres Juntas militares.