La designación al frente del órgano de fue efectuada por el gobernador Gustavo Bordet mediante el Decreto N° 2076/20 del Ministerio de Gobierno y Justicia, en uso de sus facultades constitucionales y luego de haber recibido el Acuerdo de la Cámara de Senadores de Entre Ríos.
Lara participó del Concurso Público de Antecedentes y Oposición Nº 1, en el marco de un proceso selectivo que se desarrolló por primera vez en la historia del Tribunal de Cuentas, a fin de determinar los integrantes de la terna que el Consejo de la Magistratura elevó al gobernador Bordet para que proponga un candidato a la presidencia.
La realización de los concursos es un cambio sustancial en la historia del organismo de control, que acata la manda surgida tras la reforma de la Constitución de Entre Ríos realizada en 2008, y que abre la posibilidad de competir por el cargo a cualquier ciudadano que reúna los requisitos mínimos para presentarse. Antes de implementarse los concursos, el Senado podía dar cuerdo Constitucional a las personas propuestas de manera  discrecional por el Poder Ejecutivo. El cambio realizado -luego de aprobar las leyes reglamentarias en la Legislatura provincial- impone al Ejecutivo la circunstancia de elegir a quien proponga dentro de los integrantes  de una terna surgida del concurso. Y fue justamente en ese concurso, en el que Diego Lara obtuvo la calificación más alta, quedando así en el primer lugar de la terna.
La renuncia a la banca se concretó mediante una nota dirigida al presidente del cuerpo, el diputado Ángel Giano,  en la que Lara indicó: “Quiero señalar el gran orgullo que ha sido para mí formar parte de esta Cámara legislativa por tres periodos consecutivos, a la que accedí mediante el voto popular; del mismo modo que lo fue antes al haber sido electo concejal y luego dos veces intendente de mi querida ciudad de María Grande. Es así que luego de haberme desempeñado durante más de 18 años en diferentes funciones públicas, a las que accedí por el voto popular, tomé la difícil decisión de apartarme de la vida política partidaria con el objetivo de continuar contribuyendo al mejoramiento de la calidad institucional de la provincia, a partir de la conducción del principal órgano constitucional de control externo del gasto público del Estado”.
En la nota Lara se refirió al concurso por la presidencia del tribunal. “Como Usted sabrá señor Presidente, participé en dicho proceso, en igualdad de condiciones y junto con otros profesionales del derecho y de carrera que aspiraban al cargo, sometiéndome a una exhaustiva evaluación de mis antecedentes, conocimientos técnicos y condiciones personales…”.
Luego remarcó: “Dejaré el ámbito legislativo, pero es imprescindible para mí expresar el agradecimiento que siento por todos mis pares, tanto de esta composición de la Cámara como de las anteriores de la cuales forme parte. Agradecimiento por los incansables debates y construcciones políticas y legislativas que fuimos generando; por las leyes trascendentales que en estos tres periodos de gobierno tuvimos el honor de trabajar, poder consensuar y sancionar y por todos los aportes que desde lo personal y lo institucional puede brindar a esta Cámara y a la gente”.

En el mismo sentido señaló: Fueron muchos los momentos, algunos difíciles, otros de satisfacción y de metas cumplidas que formaron parte de casi la mitad de mi vida dedicada a la política y a la gestión pública y es por ello que me despido de esta Cámara, y a través suyo de todas las personas que confiaron en mí, con la convicción de haber cumplido dignamente el rol para el que fui elegido y con el firme propósito de continuar aportando mi trabajo, mi dedicación y mi experiencia al servicio de la sociedad entrerriana.

Escribe   Carlos Matteoda