Con profunda preocupación hemos tomado conocimiento a través de la Asociación Civil de Magistrados y Funcionarios de la Justicia de Faltas de Entre Ríos que las señoras y señores Jueces de Faltas de algunas localidades de nuestra Provincia estarían sufriendo presiones por parte de los representantes de los Poderes Ejecutivos Municipales.
Ante ello el Colegio de Abogados de Entre Ríos no puede permanecer indiferente, por su marcado compromiso con las instituciones de la Democracia y jamás estará ausente cuando esté en juego el funcionamiento de la justicia en el absoluto convencimiento de que la paz social solo es posible con una Justicia independiente e imparcial.
Los valores de los principios democráticos y republicanos no solo se declaman, no pueden ser un simple recurso discursivo, hay que llevarlos a la práctica respetando a los órganos jurisdiccionales locales para asegurar a los vecinos el acceso a una justicia que ponga en orden las cosas con total independencia e imparcialidad.
Ese es el espíritu que ha animado a nuestros constitucionalistas al reconocer entidad a la Justicia de Faltas y en ese marco los señores Jueces de Faltas gozan de “verdadera autonomía funcional”, reconocida por nuestra Constitución Provincial y por la Ley de Régimen Municipal Nº 10.027.
Por ello, ante la grave situación que se denuncia, el Colegio de Abogados de Entre Ríos se solidariza y asume el compromiso inclaudicable de acompañar los justos reclamos de los señores Jueces de Faltas de nuestra Provincia, honrando de esta manera los propósitos que animan a nuestra Institución.
Aseguremos una Justicia independiente, una justicia que tenga como único propósito garantizar el pleno cumplimiento de las leyes por parte de todos, sin privilegios, que asegure que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, hagámoslo para tener una auténtica democracia, y habremos logrado la plena vigencia del tan ansiado Estado Constitucional.