El edificio cuenta con una superficie total de 150 metros cuadrados y una arquitectura moderna y funcional, equipada con cuatro cajeros automáticos, box Home Banking, puesto comercial y servicios automatizados para la autogestión de los clientes.

“La nueva Dependencia Automatizada permite realizar múltiples gestiones de forma rápida, cómoda y segura, tales como, depósitos y extracciones de efectivo; pago de impuestos y servicios; consulta de saldos y movimientos; transferencias; plazos fijo; préstamos; entre otras gestiones”, explicó Miguel Ángel Malatesta, Gerente General del Banco Entre Ríos.

Vista previa de imagen

“Esta Dependencia opera bajo un nuevo concepto de atención integral que incorporamos en la localidad y que se complementa con las sucursales Uruguay Peatonal y Uruguay Plaza, con el objetivo de mejorar las experiencias de nuestros clientes y acompañarlos en todos sus proyectos, como así también darle soporte en sus operaciones digitales”, agregó.

“Seguimos en el camino de la innovación y expansión, realizando inversiones en tecnología, infraestructura digital y llegando a toda la provincia con más de 1.000 puntos de atención para que los clientes realicen todas sus gestiones de forma descentralizada”, finalizó Malatesta.