Recordemos que  esta conexión vial que atraviesa todo el centro de la provincia, con el propósito de unir a Paraná y Concordia en un nuevo enlace, comenzó a ejecutarse hace casi 10 años, pero en los últimos años estuvo detenida.

Hace menos de un mes, se reanudaron las obras en el sector entre el arroyo Sandoval y la unión con la ruta nacional 14, en una extensión aproximada a los 70 kilómetros, hasta llegar casi a las inmediaciones a La Capital Nacional del Citrus. La transformación del corredor se propone mejorar la integración entre los ríos Uruguay y Paraná, agilizando así el comercio regional y la salida de la producción entrerriana, en un paso de carácter binacional.

Daniel Koch, al frente del Distrito Entre Ríos de la DNV, informó a UNO que el avance en ese tramo ronda entre el 85% y 90%, porque además de las calzadas faltantes, se deben realizar trabajos de recuperación por el deterioro que produjo el abandono de más de cuatro años.

Al respecto, señaló que antes de fin de año finalizará ese frente. “La empresa tiene hasta diciembre, con una prórroga de 30 días más por cuestiones climáticas”. Al respecto, adelantó: “Vamos a ir habilitando por tramo. Por eso queremos terminar el tramo entre San Salvador y la ruta 14.

EL DATO

“Los otros tres tramos tienen un grado de avance aproximado del 50%”, apuntó.

Al respecto, en el marco de las gestiones que se vienen llevando adelante para la reanudación de las obras en todo el corredor, respecto del tramo III (Villaguay-arroyo Sandoval), estarán  firmando el acta de reinicio de obra, con la firma Lecsa, y en 15 días estarían arrancado las obras.

“El tramo II (Viale-Villaguay) lo tiene la empresa Rovella Carranza. Aquí ya se hizo la readecuación presupuestaria, se puso en valor la obra, para empezar a redactar el acta de entrega de la obra, que estaba neutralizada, y así poder reactivarla. En 60 días deberían estar arrancando las obras”, puntualizó Koch.

Finalmente, el tramo I, que corresponde al sector entre Paraná y Viale, a cargo de la firma Cartellone, es el que más atrasado se encuentra en los trámites administrativos para su reactivación.