Desde la  policía informaron   que  ante esto se procedió a identificar a los comerciantes quienes adujeron que las mismas habían sido adquiridas a un vecino distante a cuarenta metros de la casa del damnificado.

Vista previa de imagen

Ante esto se identificó al vendedor de las baterías (un vecino de calle Vittor), de 20 años de edad quien quedó supeditado a la causa en tanto las baterías fueron formalmente secuestradas y entregadas a su propietario conforme lo dictaminado por la Fiscal actuante.