En 2014, la cartera de Salud del Gobierno de Gustavo Bordet dispuso la Regionalización Perinatal. Esto otorgó un marco legal a los conceptos y prácticas perinatales. A partir de la Resolución N° 3397 del 2017, se organiza a las maternidades en establecimientos seguros y centrados en la familia para alcanzar el parto humanizado.

Hasta 2010, el Hospital Dr. Castilla Mira era uno de los 45 hospitales entrerrianos en los que se hacían partos. Actualmente, están reconocidas 11 maternidades públicas que concentran más del 90 por ciento de los nacimientos, y cumplen con las medidas y condiciones de seguridad mínimas.

Esta disposición pone de relevancia el derecho a la salud perinatal, garantizando Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales (C.O.N.E.), lo que implica sostener el componente médico de la atención que comprende desde procedimientos obstétricos y transfusiones de sangre, hasta tratamientos y asistencia neonatal inmediata, algunos servicios con los que nuestro hospital no cuenta.

Este reordenamiento de los hospitales no solamente se basó en sus capacidades y complejidades, sino también en la firme impronta de que todas las mujeres necesitan acceso al control prenatal durante la gestación, a la atención especializada en el parto y a la contención y apoyo en las primeras semanas de puerperio.

¿Es correcto decir que el Castilla Mira «bajó de categoría»?

En rigor, el hospital de Viale recibió una nueva categoría en función de la regionalización de los servicios de salud de la provincia, lo que no afectó a sus servicios ni partida presupuestaria. Ubicado dentro de la Región I, el Hospital Castilla Mira se denomina Hospital Intermedio con capacidad resolutiva de bajo riesgo, desde el cual se derivan pacientes a los tres hospitales regionales: el San Martín, el San Roque y el Hospital Escuela de Salud Mental. (Art. 3 Res. 3397/17).

Las estadísticas hablan

De acuerdo al último reporte emitido por la Dirección de Estadísticas e Información de Salud de la Nación(DEIS) (2017), los indicadores de mortalidad materna e infantil disminuyeron notablemente en Entre Ríos a partir de esta y otras estrategias de reordenamiento de efectores y de acceso a capacitaciones para los equipos sanitarios.

La mortalidad en menores de 1 año ha disminuido en un 66,3% a lo largo de 27 años. Es decir, tenemos la tasa de mortalidad más baja de la historia con 8,2% en 2017. Entre Ríos está por debajo de la media nacional (9,3%). La tasa de mortalidad materna en la provincia en 2017 fue de 1,4 por diez mil nacidos vivos, lo cual también sitúa a Entre Ríos por debajo de la media nacional de 2,9. En ese mismo año, se registraron tres muertes, reduciendo alrededor del 50 por ciento la mortalidad materna en la provincia.

El gobernador Gustavo Bordet destacó estas cifras ante la Asamblea Legislativa en la apertura de las 140º sesiones ordinarias, y expresó su agradecimiento “a tantas personas anónimas, en nuestros hospitales, nuestros centros de salud, que con profesionalidad y responsabilidad ponen la cara y el cuerpo todos los días para brindar soluciones de salud”.

En el mismo sentido, la ministra de salud Sonia Velázquez  destacó la decisión de “seguir profundizando el trabajo con la regionalización perinatal intersectorialmente con otras áreas del gobierno provincial entendiendo a la salud como un derecho humano básico en el abordaje del proceso de salud – enfermedad”.

¿Por qué es necesario un parto humanizado y seguro?

Desde 2004, en la Argentina existe la Ley 25.929 de derechos de madres, padres e hijos durante el proceso de nacimiento. Fue reglamentada en 2015 mediante el Decreto 2035/15. La norma garantiza el acceso a la información para las embarazadas sobre las intervenciones médicas, evitando prácticas invasivas. Asimismo, busca promover el parto natural evitando intervenciones innecesarias y situaciones de riesgo y, sobre todo, convertir a la mujer y su pareja en protagonistas, acompañándolos en la toma de decisiones.

Según un informe elaborado por la Sala de Situación de la cartera sanitaria, en base a los datos de la DEIS, dos de cada tres muertes infantiles ocurren en el período neonatal (durante el primer mes de vida). La mayoría de los fallecimientos neonatales se deben a partos prematuros, asfixias durante el parto e infecciones. Entre estos factores se encuentran el socio-sanitario, el estado inmunológico, el acceso a una atención adecuada y la capacidad de los cuidadores del niño de detectar cuando tiene un problema potencialmente grave.

Todos los datos expuestos en esta nota tienen carácter de información pública y se encuentran disponibles en  http://www.deis.msal.gov.ar/

Fuente: Área de Comunicación del Hospital Dr. Castilla Mira – Ministerio de Salud de Entre Ríos