Dicho Decreto, considera que resulta apropiado por razones de economía, disponer receso administrativo municipal desde el 23 de diciembre de 2.019 al 17 de enero de 2.020, inclusive.

Por lo antes establecido, el viernes 20, cesará la atención al público a partir de las 10:00 horas, debiendo reiniciarse las actividades con normalidad, el próximo 20 de enero.

Durante el intervalo señalado, el Municipio permanecerá activo solo con las guardias y/o servicios esenciales o necesarios, según lo disponga cada Secretaría.