En la Comisaría de Viale se había denunciado que a una joven de 18 años de edad, le habían sustraído su celular desde el interior de su cartera, en momentos en que estaba en un baile.
A partir de ello, los investigadores realizaron distintas tareas, basándose en la misma tecnología del aparato. Así lograron recuperar datos desde la cuenta de correo que estaba vinculada con el Smartphone, sumando la ubicación temporaria del primer día de sustraído, el cual indicaba la localidad de Estación Sosa.

Ante ello, una comisión policial de Viale se apersonó en la localidad vecina, dirigiéndose a la casa de un joven de 27 años de edad; con quien se entrevistaron y luego de explicarle la presencia de la comisión allí, el muchacho primeramente negó la situación, pero ante la cantidad de elementos probatorios, tomó la decisión de hacer entrega voluntaria del teléfono celular, el cual ya había sido formateado de fábrica.

La Fiscalía en Turno dispuso el secuestro del equipo de telefonía celular, el cual fue devuelto a su propietaria bajo acta de estilo y el joven fue identificado, pero no detenido.