En las salas se están realizado mediciones de peso haciendo la medición de la masa corporal total de cada niño, de talla, que calcula el tamaño desde la coronilla de la cabeza hasta los pies  y de longitud en la que se mide al pequeño acostado.

Estas acciones se hacen para obtener una valoración nutricional a nivel individual y global de cada jardín,  saber la situación particular de cada infante y de esa manera tomar las medidas pertinentes como tratamientos nutricionales y médicos que se darán en las salitas.

Se trabaja utilizando el método de índice de masa corporal (IMC) el cual, es un número que se calcula del peso y la estatura de un niño. Este es un indicador económico y fácil de realizar para detectar categorías de peso que pueden llevar a problemas de salud.

Trocello comentó: “se van a ver distintos métodos estadísticos para saber en qué situación estamos con respecto a la alimentación y estado nutricional de los chicos y poder de esta manera hacer prevención, que es en lo que estamos trabajando”. Y explicó “en las edades tempranas se trabaja de forma preventiva, para poder otorgarles un futuro mejor sin enfermedades no transmisibles que están en auge ahora, como la diabetes tipo 2, obesidad y otras”.

Los resultados que arrojen las mediciones serán cotejados con una clasificación pediátrica utilizando los percentiles de la Organización Mundial de la Salud y serán material de preparación de nuevas acciones para seguir trabajando en la organización de charlas con los padres, niños y docentes sobre alimentación saludable.