«Es un reconocimiento a la tarea que se hace a través de la equinoterapia para chicos con discapacidad.

Es una tarea muy noble y el Estado tiene que estar presente para garantizar los derechos de tantos chicos que a través de la equinoterapia pueden encontrar un estímulo y una ayuda para superar su discapacidad, además de entender que en nuestra sociedad tenemos que integrarnos y vivir todos como iguales», dijo Bordet.

En el lugar fue recibido por las autoridades de esa institución, Carina Pérez y César Albornoz, a quienes entregó un aporte para la compra de elementos destinados a la práctica de equinoterapia a personas con discapacidad.

Finalmente, se hizo entrega de otro aporte al Grupo Asociativo Abarajala. El monto recibido se destinará a la compra e instalación de gradas para acondicionar la sala donde se desarrollan actividades teatrales, en el marco del proyecto denominado Sentate en la sala.