Es allí que el “cliente” sugiere se use el modo OFFLINE. Dicha modalidad consiste en cargar en el POSNET la información de la compra pero previamente se debe solicitar telefónicamente autorización al emisor de la tarjeta quien brindara un código de transacción con la consiguiente autorización de la misma.

Para perpetrar esta modalidad de estafa se aprovecha del desconocimiento del comerciante quien no efectúa la validación telefónica, por lo que el POSNET se transforma en una simple impresora y emite un ticket (NO VALIDADO) el cual es de similares características al de una operación hecha ONLINE.

Esto crea una sensación en el comerciante de haber efectuado los pasos correctos dado que el POSNET emitió el ticket comprobante.

Esta modalidad ha sido detectada en localidades de nuestra provincia alzándose los inescrupulosos con fuertes sumas dinero en mercadería.

Esta modalidad favorece a los delincuentes dado que los resúmenes y extractos de cuenta tardan aproximadamente 20 días en llegar a los comerciantes, tiempo suficiente para que los inescrupulosos abandonen las localidades donde se han efectuado las operaciones.

El caso en investigación en la localidad de Viale en perjuicio de una empresa vinculada a la venta de combustibles donde se efectuó una venta por valor de $60.000 cancelándose con un pago mediante tarjeta de crédito la cual su poseedor sugirió el uso OFFLINE ante la imposibilidad del POSNET de leer la misma.

Ante el desconocimiento del procedimiento el empleado siguió los pasos sugeridos por el cliente efectuando la supuesta venta, dado que el aparato extendió el comprobante de la supuesta operación.

Mediante el análisis de cámaras de seguridad sumado a un trabajo de Investigación se logró determinar la identidad del estafador así como la identificación de sus bienes los cuales han sido «congelados» hasta tanto se resuelva la situación comercial entre las partes mediante una mediación penal.

La modalidad adoptada por el vecino oriundo de la localidad de Rosario quien se moviliza en un vehículo Toyota Hilux se encuentra a disposición de la Fiscalía que entiende en la causa.
Ante cualquier duda o consulta comunicarse al 4920012 o al 101.