Desde las dos instituciones deportivas de la ciudad, y junto a Yohana Fucks como nexo con la Fundación, se trabaja por estas horas en ultimar cada detalle para que este próximo domingo 4 de agosto, la ciudad reciba con una jornada cálida y llena de entretenimientos, a los clubes y escuelas de fútbol que nos visitarán.
Cabe destacar que nos confirman que ya están cubiertos los 32 cupos disponibles para participar de los partidos previstos. Vendrán instituciones de diferentes puntos de la provincia, tales como Crespo, María Grande, Paraná, Raíces Oeste, La Paz, Santa Elena, Hernandarias, Lucas González, Tala, Puigari, Boca del Tigre, Bovril, sumados a los anfitriones que serán los gurises de cada uno de los clubes locales.

Se diagramaron juegos y actividades aparte de los partidos de fútbol, durante toda la jornada, por parte de un grupo de animación especializado. Además sorteos para realizar entre todos los niños que se acerquen y peloteros sin costo. También se invita a cada niño a traer su barrilete si lo desea, habrá un sector destinado para jugar con ellos.

Por otra parte se consiguió mediante una gestión ante el club River Plate, la donación de una camiseta con la firma de todos los jugadores del plantel, que será el premio con el que se pondrá en circulación a partir de mañana, un bono contribución de $50 con 4 números. Esto será destinado a cubrir los gastos de seguros para espectador, impresiones de entradas, fixture, etc. Para lo cuál pueden solicitarlos a los integrantes de las diferentes subcomisiones. Sorteará el sábado 3 de agosto y se hará entrega del premio (si pudiese estar presente el ganador) en el mismo predio durante el cierre del encuentro.

Por estos días, estarán los organizadores recorriendo las calles de la ciudad, pidiendo a los comerciantes la ayuda a través de una colaboración voluntaria para sumarse como auspiciante o también donando un presente para sortear entre los niños.

Los clubes que se han inscripto, destacaron la posibilidad de llevarse tantos regalitos por el solo hecho de participar del encuentro, con el plus de la alegría que provoca en los chicos llevarse la camiseta con el nombre de la fundación de un jugador tan querido por ellos como es Leo Messi.

Trabajando juntos, sin distinción de camisetas, por un objetivo en común: ayudar a sostener a muchos gurises dentro de un club y rescatar los valores del deporte.
Cuando la madurez institucional se manifiesta en acciones concretas, los buenos ejemplos dejan de ser parte de un slogan.
Rivales, no enemigos.