Fue elegido presidente de la Nación Argentina en tres ocasiones:5 la primera, en las elecciones del 24 de febrero de 1946, para el periodo 1946–1952; la segunda, en las del 11 de noviembre de 1951, para el período 1952–1958, que no alcanzó a completar debido al golpe militar que lo derrocó el 16 de septiembre de 1955; y la tercera el 23 de septiembre de 1973, tras 18 años de exilio, para el periodo 1973-1977, que no pudo completar a causa de su fallecimiento.

El surgimiento del peronismo como corriente política con identidad propia fue un proceso que comenzó a fines de 1943 y se concretó en 1945, como resultado de una alianza del coronel Perón con la mayoría del sindicalismo socialista y revolucionario, y parte del sindicalismo comunista y anarquista. En 1943, durante la presidencia de facto del general Pedro Pablo Ramírez, Perón fue nombrado Director del Departamento Nacional de Trabajo, posteriormente elevado a Secretaría. Desde ese organismo fortalecido, Perón y los sindicalistas mejoraron notablemente la situación de la clase obrera, ganando la simpatía creciente de los sectores populares, pero también la oposición frontal del embajador de Estados Unidos, las organizaciones empresarias, el movimiento estudiantil y todos los partidos políticos existentes en ese momento, que terminaron uniéndose en un frente antiperonista. El conflicto político entre ambos sectores llevó a un golpe de estado que removió a Perón de los cargos que había alcanzado en el gobierno y dispuso su detención. Pocos días después, el 17 de octubre de 1945, una gran manifestación obrera obligó al gobierno militar a liberar a Perón y convocar a elecciones, que se realizaron el 24 de febrero de 1946, resultando elegido Perón como presidente, frente a una alianza de todos los demás partidos.