Ante ello se procedió a trasladar a los siete masculinos de los cuales cuatro eran menores de edad, quienes fueron reintegrados a sus progenitores en tanto los mayores fueron identificados quedando supeditados dos de ellos a la causa por «tenencia ilegítima de arma de fuego» , recuperando luego de los trámites de rigor la libertad.