Ante ello los estafadores solicitan una serie de información bancaria vía telefónica, tendiente a realizar la extracción de la totalidad de los fondos que posea el damnificado, llegando a la posibilidad de sacar un préstamo dado que ya poseen el control absoluto de la cuenta de la víctima.

Se reitera que la información personal brindada facilita este tipo de operatorias quedando fuera del alcance de los seguros que pueda brindar la institución bancaria dado que fue aportada voluntariamente por la víctima.

En el caso hipotético que otras personas hayan brindado información bancaria se recomienda informar a la institución bancaria pertinente para así bloquear las cuentas y evitar la extracción de fondos de la misma, asimismo se solicita poner en conocimiento mediante la linea de emergencias policial 101 a la institución policial.