Consideramos que la defensa del trabajo es la defensa de la humanidad misma, que atraves de su actividad transforma el mundo y le pone su sello: la Cultura. Porque el hombre y la mujer no trabajan solamente por una retribución económica,si no también
para transformar la realidad y construir el bien común al servicio de la comunidad.
La retribución que brinda el trabajo es ante todo la dignidad, que se realiza en la justa distribución de los bienes materiales y espirituales.
La Política no debe someterse a la economía y está no debe someterse a los dictámenes de y al paradigma eficiente de la tecnocracia.
Hoy, pensando en el bien común, necesitamos imperiosamente que la política y la economía, en diálogo, se coloque decididamente al servicio de la vida, especialmente de la vida humana. Nos preocupa profundamente la grave situación que atraviesa un sector cada vez más numerosos de los argentinos. En los últimos tiempos observamos un incremento en las demandas de los sectores más vulnerables, especialmente vinculadas a la satisfacción de necesidades básicas, como la alimentación, la vivienda, la salud, el acceso a la educación y al trabajo, entre otro factores que coadyuvan ala dignidad del ser humano.
En nuestro país, hay persona, mucho de ellos niños y niñas, que sufren hambre con las dramáticas consecuencias que eso conlleva. Vemos con dolor, cómo se hipoteca el futuro de nuestra Patria. Debemos repensar el modelo de Nación, la construcción de un consenso basico sobre un Modelo de país para todos reclama que todas las representaciones sociales, de los sindicatos, de la industria y el comercio, del campo y de las finanzas, de la economía popular y social, las organizaciones libres del pueblo, de la comunidad, universidades y organismos de ciencia y técnica, se sientan convocados a la construcción de la Patria más justa y fraterna para todos los habitantes nuestro Pueblo sin exclusiones. Como hombres y mujeres de buena voluntad estamos llamados a desempeñar en la construcción de la Casa Comun. Debemos rescatar los principios y valores en nuestro futuro Plan de Gobierno. Tenemos nuestra Doctrina, Nacional, Popular, Humanista y Cristiana. Debemos luchar nos quieren destruir la base material de la nación y también la base espiritual.
Nos proponemos con humildad, compromiso y apertura en un sendero de colaboración para alcanzar los consensos para el desarrollo integral de nuestra Patria y a aportar, desde ella, a la globalización de la solidaridad y la fraternidad, en lugar de la discriminación y la indiferencia. En este sentido, bregamos para que esté camino de encuentro entre todos los sectores con responsabilidad institucional o social nos lleve a ofrecer soluciones a quiénes más lo necesitan y a generar un ámbito para la construcción de la paz social. Pidamos a Dios fuente de toda razón y justicia, recuperar el valor inalienable de la vida humana como fundamento de una Democracia con Justicia es condición esencial de la Paz Social. Feliz Año Nuevo Familia.
Unidad Básica Peronista Viale 31/12/2018.